Mantener tus bolsos y mochilas de piel en perfecto estado es más fácil de lo que crees. Aquí te compartimos 8 consejos básicos para cuidar tus accesorios de cuero y asegurarte de que duren mucho tiempo (toda una vida).

1. Protección contra la luz solar

Evita exponer tus bolsos y mochilas de piel a la luz solar directa. Esto puede causar decoloración y sequedad. Almacénalos en un lugar seco y alejado de la luz directa.

2. Secado apropiado

Si tu bolso o mochila se moja, no uses calor directo para secarlo. En su lugar, usa un paño suave para retirar la humedad y déjalo secar a temperatura ambiente.

3. Cuidado con el perfume 😥

El perfume puede dañar la superficie del cuero. Asegúrate de no rociarlo directamente sobre tu bolso o mochila.

4. Tratamiento de manchas de aceite

Si tu bolso o mochila se mancha con aceite, aplica polvos de talco de inmediato. Deja que los polvos absorban la mancha y luego retíralos con un cepillo de cerdas suaves. Si aún queda mancha, mira los consejos sobre ‘Cómo limpiar el cuero’.

5. Precaución con objetos en el interior

Ten cuidado con los objetos que guardas en tu bolso o mochila. Bolígrafos, botes de colonia o maquillaje pueden abrirse y manchar la piel.

6. Almacenamiento adecuado

Cuando no estés usando tu bolso o mochila, guárdalo en una bolsa de algodón para protegerlo.

7. Evitar deformaciones

Para mantener la forma de tu bolso o mochila, rellénalo con papel suave (evita usar papel de revista o periódico debido a la tinta) cada vez que lo guardes.

8. Hidratación anual 😎

Es vital hidratar tu bolso o mochila de piel al menos una vez al año. Esto mantendrá el cuero protegido e hidratado.

Siguiendo estos sencillos consejos, podrás mantener tus bolsos y mochilas de piel en óptimas condiciones por mucho tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =